La técnica, llamada Lipofilling Facial (Lipoescultura), se utiliza para rellenar labios, surcos y en general para el rejuveneciemiento facial y lipoescultura facial.

Lipofilling Facial

Lipofilling Facial

Los injertos libres de grasa autóloga se utilizan frecuentemente en Cirugía Maxilofacial, para el tratamiento de grandes defectos de partes blandas, como malformaciones congénitas o atrofia grasa secundaria a tratamientos médicos (La lipoatrofia facial comienza por la pérdida de la grasa de los pómulos, y el avance del proceso puede llevar a casos más extremos de atrofia grasa facial con un marcado exceso de los pómulos y hundimiento de los globos oculares).

La grasa se obtiene por liposucción y se purifica mediante un cetrifugado, obteniendo solamente celulas potenciales. Esas células con gran capacidad regenerativa, se inyectan en los defectos que queremos corregir. La técnica, llamada Lipofilling y desarrollada por el Dr. Coleman se utiliza para rellenar labios, surcos y en general para el rejuveneciemiento y lipoescultura facial.

¿En qué consiste el Lipofilling Facial?

El Lipofilling Facial consiste en la extracción de grasa de una parte del cuerpo (por ejemplo el abdomen) y utilizarla como relleno natural infiltrandolo en el rostro. Suele utilizarse en los pómulos, la mandíbula y los surcos nasogenianos, restaurando así el óvalo facial.

Ventajas del Lipofilling Facial

La gran ventaja de esta técnica es que el tejido adiposo es fácilmente extraible y  no provoca ninguna reacción alérgica o de rechazo.

Intervención

Se lleva a cabo con anestesia local y en algunos casos también con sedación en función de cada paciente. Es común realizar esta intervención con otros tratamientos como la Blefaroplastia.