cuidados-implanes-dentales

cuidados-implanes-dentales

Los cuidados de los implantes dentales son imprescindibles para garantizar el éxito a largo plazo.

Hoy en día, ante la falta de uno o varios dientes o en el caso de dientes muy deteriorados, podemos recurrir a los implantes dentales, los cuales representan posiblemente la mejor solución a la pérdida de los dientes naturales. Además, gracias a las técnicas actuales, es posible colocar implantes y prótesis sobre implantes en una sola sesión (siempre que las condiciones sean favorables y bajo criterio profesional).

Gracias a los implantes dentales, los pacientes recuperan la funcionalidad y estética pérdidas debido a las dientes dañados o pérdidos.

Cuidado de los implantes dentales

Un correcto mantenimiento en casa y en la clínica es fundamental para prevenir posibles complicaciones y asegurar la larga duración de los implantes.

Por ello, deben adecuar su higiene bucal diaria y visitas periódicas a la clínica dental, evitando así posibles repercusiones negativas en los implantes y en el hueso donde están colocados.

Se recomienda utilizar cepillos de última generación, sin olvidar la limpieza interproximal con irrigadores bucales, sedas y cintas o cepillos interproximales. Así, los portadores de implantes pueden eliminar eficazmente la placa bacteriana acumulada en zonas alrededor del implante y en toda la cavidad bucal.

Como complemento al cepillado y la limpieza interproximal, se recomienda usar una pasta dentífrica y colutorio especialmente formulados con antisépticos, para un mayor control de la placa bacteriana.

En el caso que no se realice un mantenimiento adecuado, los portadores de implantes pueden padecer enfermedades periimplantarias poniendo en riesgo los implantes. En dicha situación, se debe visitar al odontólogo para su tratamiento específico.

Cepillo de dientes: Manual o eléctrico, y se debe cepillar las coronas como si fueran otro diente más.

Cepillos interdentales o interproximales: Indicados para limpiar espacios entre diente y diente que son demasiado grandes para la seda dental. Los cepillos interdentales se diferencian por colores, indicando cada color un tamaño concreto.

Irrigador bucal o waterpik: Especialmente útil en la limpieza de las áreas más difíciles de mantener, tales como coronas, puentes, retenedores e implantes. Elimina la placa en aquellos lugares de difícil acceso donde el cepillo o la seda dental no pueden llegar.

Los beneficios clínicos de los irrigadores están demostrados:

– Masajea y estimula las encías.

– Resultados superiores en la eliminación del sangrado y la inflamación gingival.

– Reducción significativa de la placa, del sangrado y de la inflamación gingival en muchos tipos de pacientes: portadores de ortodoncia, diabéticos y pacientes con implantes.