Los diabéticos mal controlados tienen tres veces más riesgo de sufrir periodontitis y, estas dos enfermedades conjuntamente, supone contar con 3 veces más de riesgo de mortalidad cardio-renal que aquellos diabéticos que no padecen la enfermedad de las encías.

Pacientes diabéticos y enfermedad periodontal

Las enfermedades periodontales son patologías infecciosas, causadas por bacterias, aunque también influyen factores genéticos, ambientales o locales. De este modo, las personas con una diabetes mal controlada cuentan con riesgo de desarrollar periodontitis a consecuencia de padecer una “respuesta inflamatoria exacerbada” frente a las bacterias presentes en la encía, que “destruye el tejido que soporta los dientes”. La diabetes también altera la capacidad de resolución de la inflamación y la capacidad de reparación posterior.

En concreto, el Estudio NHANES III (National Health and Nutrition Survey) realizado en Estados Unido, revelaba que los adultos con diabetes mal controlada tenían un riesgo 2,9 más alto de tener enfermedad periodontal que aquellos con un buen control de la diabetes.

Por todas estas razones, la colaboración entre profesionales de la Medicina y la Odontología es “cada vez más importante”. “Los profesionales de la salud bucal tienen una gran oportunidad de identificar diabetes no diagnosticada o prediabetes en pacientes odontológicos, y referir a esos pacientes a la consulta del médico o especialista”.

SOLO EL 14% TIENE LAS ENCIAS SANAS

Solamente el 14,8 por ciento de los adultos españoles de entre 35 y 44 años tiene las encías sanas, según estudios. De los afectados, el 59,8 por ciento tendría gingivitis y el 25,4 por ciento, periodontitis. Mientras, entre las personas que tiene entre 65 y 74, “solo el 10,3 por ciento tendría las encías sanas”.

En concreto, la periodontitis puede tener consecuencias, a nivel local, como la pérdida de dientes que, a su vez, produce efectos sobre la estética y sobre funciones como la masticación. Además de causar sangrado de encías, mal aliento, retracción, movilidad de dientes o dolor

Otros factores de riesgo a la hora de desarrollar periodontitis es “la aparición de sarro” y, de este modo, una mala higiene bucal. La higiene oral es importantísima para no desarrollar este tipo de enfermedades.

En el caso de padecer la enfermedad y no tratarla adecuadamente, se puede llegar a “la pérdida total del hueso y de los dientes”. Un abordaje de esta enfermedad pasaría por el raspado de las raíces de los dientes y, en algunos casos, por la cirugía periodontal.

POCA CONCIENCIACIÓN

Uno de los últimos estudios de salud oral revela que el ocho por ciento de los encuestados tiene problemas para comer por sus problemas dentales. Además, el 20 por ciento de los mayores de 65 años no se cepilla nunca y el 30 por ciento de los jóvenes y adultos, una vez al día.

Recientemente, la Federación Internacional de Diabetes ha establecido una serie de recomendaciones para el cuidado de los pacientes diabéticos, entre las que se recuerda que la educación de los diabéticos debe incluir la información puntual sobre las implicaciones de su enfermedad, sobre todo si está mal controlada, en la salud bucal, especialmente en la salud periodontal.

El 13,8 por ciento de la población española tiene diabetes, según últimos datos publicados. En general, se estima que existen 246 millones de personas afectadas de diabetes mellitus tipo 2 en todo el mundo, que puede aumentar hasta los 380 millones en el año 2025, si se cumplen las últimas predicciones.

Fuente: www.mallorcadiario.es

Enlaces de interés