Sangrado de Encias

Sangrado de Encias

El sangrado de encias puede significar un síntoma de que el paciente tiene ya una enfermedad periodontal. Aunque es necesario evaluar otras posibles causas, ya que un sangrado de encias que persista en el tiempo puede ser debido a otras patologías más importantes.

Evitar el Sangrado de Encias

Para mantener unas encias sanas, es importante realizar una correcta higiene dental. Una mala higiene puede llegar a provocar sangrado de encias.

Causas del Sangrado de Encias

Una de las causas más frecuente del sangrado de encías es la gingivitis, que puede derivar en una importante enfermedad periodontal o Periodontitis.

Existen otros motivos por los que las encias pueden sangrar. Algunos de ellos:

    • trastornos hemorrágicos
    • cepillarse con mucha fuerza
    • trastornos hormonales en el embarazo
    • prótesis dentales que no están bien ajustadas
    • el uso de antocoagulantes
    • falta de vitamina K
    • leucemia
    • etc.

Remedios para el sangrado de encias

Algunas de las consideraciones generales para evitar el sangrado de encias son los siguientes:

  • Visitar periódicamente al odontólogo. Se recomienda hacerlo cada 6 meses para realizar una limpieza bucal profesional eliminando la placa por completo.
  • Hay que aprender a cepillarse los dientes de forma suave con cepillos suaves después de todas las comidas.
  • Se recomienda no utilizar enjuagues que tengan alcohol en su composición, ya que podrían incrementar el problema.
  • Utilizar seda dental al menos dos veces al día, evitando de este modo la acumulación de placa.
  • Seguir una dieta saludable.
  • Dejar de fumar, o hacerlo lo menos posible.

En los siguientes casos, es necesario acudir al especialista para que controle con el tratamiento adecuado el sangrado de encias:

  • Si el sangrado de encias se prolonga en el tiempo, y se hace crónico.
  • Aparecen otros síntomas además del sangrado.