Alargamiento de corona dental

¿Qué es el Alargamiento de corona dental?

El alargamiento de corona dental, es un tipo de cirugía periodontal. Es un tratamiento con el que conseguimos aumentar la longitud de la corona clínica. Esto es, la parte del diente que vemos, que sobresale por encima del hueso y la encía.

¿Le han dicho que su diente no se puede salvar debido a una caries o fractura y que hay que colocar un implante dental? Consulte con nuestros especialistas porque con la cirugía de alargamiento coronario es posible mantenerlo.

Cirugía de Alargamiento de Corona dental en Madrid

Indicaciones del alargamiento de corona dental

Algunas de las indicaciones de este tratamiento incluyen:

  • Restauración de dientes con ausencia de tejido remanente sano donde poder cementar una funda o incrustaciones.
  • Cuando una pieza tiene poco tejido sobre la encía no tenemos un buen sustrato donde colocar la restauración.
  • En esos casos realizamos una cirugía de alargamiento coronario bajando el nivel de la encía y hueso, y consiguiendo de esta manera más tejido remanente sano

Contraindicaciones del alargamiento de corona dental

  • Mala proporción corono radicular. Que no tengamos suficiente raíz dentro del hueso como para que la pieza sea viable.

Cirugía o procedimiento del alargamiento de corona dental

  • Se realiza una pequeña cirugía bajo anestesia local, se disminuye la altura del hueso y se reubica la encía en una posición más apical, hacia la raíz del diente, consiguiendo aumentar de esta manera la longitud de la corona clínica y por lo tanto ganando tejido para la posterior restauración de la pieza

Posibles complicaciones

Este proceso se puede complicar en aquellas situaciones en las que se haya realizado una endodoncia en el diente, ya que el paciente no tiene sensibilidad y no detectará la aparición de la caries secundaria. Esto es grave ya que debemos saber que la consecuencia última de la caries es la posible pérdida del diente.

¿Es doloroso el procedimiento?

No, se realiza bajo anestesia local como muchos otros tratamientos en odontología. Es normal sentir algo de inflamación y molestias en los días posteriores a la intervención.