Implante dentales en la tercera edad

¿Cuáles son los beneficios de los implantes en personas de la tercera edad?

La salud oral en pacientes mayores de 65 años es fundamental para mantener una buena calidad de vida.

Este tratamiento en la vejez supone muchos beneficios.

La tasa de edéntulismo o pérdida de todos los dientes naturales varía mucho con la edad, pero según diferentes estadísticas el problema podría afectar a aproximadamente el 19% todo de la población mayor de 65 años.

Para estas personas afectadas por la pérdida de uno o varios dientes, incluso en algunos casos todos ellos, tienen la opción de sustituir estos dientes bien con dentaduras postizas, puentes o implantes dentales.

No podemos de olvidar que la pérdida de dientes, supone mayor riesgo de infección, pérdida de tejido y hueso, además de provocar inestabilidad de los dientes de alrededor lo que puede suponer más extracciones en el futuro.

A pesar de existir estas otras opciones comentadas anteriormente, lo habitual es que la solución ideal y de mayor duración sean los implantes.

Ventajas de este tratamiento en personas mayores de 65 años

  • 1. El paciente tiene sus dientes fijos de inmediato.
  • 2. Disminuye el coste del tratamiento, precisamente por esa inmediatez.
  • 3. Se ahorra tiempo de tratamiento y disminuyen las visitas al dentista.
  • 4. El paciente se va en la misma jornada con la sensación de mejoría instantánea de sus funciones bucales y dentales (masticación y habla,…).
  • 5. Se recupera la estética, con la consiguiente sensación psicológica de reducción de presión social.La posibilidad de sonreír sin complejos.
  • 6. Mejorar la autoestima, sintiéndonos más jóvenes más felices y más seguros de nosotros mismos.
  • 7. Poder comer todo lo que queramos sin dolores o incomodidades, es decir mejorando la funcionalidad.
  • 8. Retrasamos el envejecimiento del rostro: evitan que se pierda densidad ósea maxilar por lo que evitaremos que se produzca .

Además, según los especialistas de IOMM, este tratamiento puede realizarse en tan solo una o dos visitas al especialista.

Se trata de una solución permanente, lo que significa que no va a tener que volver a reemplazarlos.

¿Y si no tengo hueso maxilar suficiente?

Es verdad que para este tratamiento, hay que tener en cuenta la densidad ósea del paciente, pero si eso ocurre existen diferentes alternativas para resolverlo.

Se requiere que el paciente tenga la suficiente densidad ósea en la mandíbula, pero si los dientes se han perdido como consecuencia de una caries o una enfermedad periodontal como la piorrea, en muchas ocasiones aparece perdida de densidad ósea, y en esos casos se va a requerir la realización de injertos óseos lo que va hacer que el proceso sea más largo.

Pacientes mayores con poco hueso o sin hueso

Otra opción en caso de que se hayan perdido varios dientes y se vayan a necesitar muchos implantes, es optar por los implantes All-on-four, que no requieren injertos óseos y nos ofrecen resultados inmediatos.

Éste revolucionario tratamiento, es una técnica para reemplazar todos los dientes y funciona insertando dos de los cuatro implantes de titanio en un ángulo concreto con el fin de soportar el puente. Esto quiere decir que vamos a requerir tener menos hueso y todos los dientes se van a colocar con solo cuatro implantes.

Implantes en personas mayores o en la vejez

Independientemente de la cantidad de densidad de hueso de la mandíbula del paciente, este tratamiento All on Four se realiza en tan solo dos visitas. Esto es debido a que se elimina la necesidad de injertos óseos que es un proceso más lento.

  1. PRIMERA VISITA: En este caso los implantes y el puente temporal se colocan en una primera visita.
  2. SEGUNDA VISITA: una vez finalizada la osteointegración, en la siguiente visita el puente temporal va a ser reemplazado por un puente permanente que dura toda la vida, es así de simple.

Desde IOMM destacan que este tratamiento requiere un mantenimiento mínimo, y no es muy distinto al cuidado de los dientes naturales.

No se requieren soluciones de limpieza especiales, ni adhesivos, ni necesidad de quitárselo por la noche.

Y por supuesto no podemos olvidarnos de que nos van a ayudar a que no perdamos más densidad ósea, lo que se traduce en un retraso del envejecimiento facial.

IOMM, gracias a su equipo de Cirujanos, puede tratar a pacientes en los casos mas complejos de falta de hueso, ofreciendo soluciones efectivas y con éxito en los resultados.

Asimismo, podemos realizar este tratamiento en pacientes con patologías previas: pacientes con hipertensión, diabetes, enfermedades cardiovasculares, pacientes oncológicos, etc.