El nombre de muelas del juicio o cordales, se debe a que la erupción del tercer molar coincide con el momento en que la persona comienza a ser responsable de sus actos.

Infección de muelas del juicio

Infección de Muelas del Juicio

La infección de muelas es principalmente debida a una incorrecta limpieza bucal.

Causas de la infección de muelas

Infección de muelasLas causas frecuentes de la infección de muelas suele estar asociado con casos de infección en las encías o en los dientes. Puede haber muchas causas, desde la caries, los flemones dentales, restos de comida en las encías incluso, llagas o aftas.

Varios de estos factores es posible evitarlos con una buena higiene dental a diario, con el adecuado uso de cepillado de dientes, colutorios, waterpik, etc,

Síntomas característicos de la infección de muelas

  • El dolor y la inflamación de las encías son los síntomas destacados de esta clase de infecciones.

Infección de muelas cordales o muelas del juicio

Infección de muelas del juicioEn estos casos la aparición de la infección puede además provocar dolor de oídos y/o garganta por lo que puede llevar a confusión sobre su diagnóstico. Por ello, cuando aparece dolor en las muelas o bien enrojecimiento o inflamación, es importante acudir al especialista. Mediante la realización de una radiografía es posible saber si el problema está o no en las muelas del juicio.

En caso de confirmarse el diagnóstico de infección de muelas del juicio, habrá que valorar el estado de la infección y de la muela para valorar si debe aplicarse tratamiento para conservarla o de lo contrario es más adecuado extraerla.

Sea cual sea el caso, es importante tratar la infección a tiempo para evitar la posible formación de abscesos que pueden complicar el problema con fiebre.

¿Cómo y por qué se produce una infección en las muelas del juicio?

La infección de las muelas del juicio aparece cuando sale de la encía solo una parte de ellas y la otra queda dentro, formándose una bolsita en la encía que con el tiempo se infecta.

Al comer, hay alimentos que se retienen en esa bolsa ya que la higiene no se realiza correctamente al ser una zona de difícil acceso. De ese modo se acumular bacterias que provocan la inflamación, para posteriormente aparecer la infección, absceso dental o flemón.

Si la muela del juicio no puede extraerse en ese momento, hay que tratar primero la infección con antibióticos para posteriormente extraerla.

En casos de infección de muela del juicio más fuerte, es posible que inflame los ganglios provocando problemas para tragar, hablar, comer (Pericoronaritis).

Propagación de la infección

En caso de infección de muelas, hay un riesgo de que la infección se extienda pudiendo provocar graves complicaciones como es la afectación del hueso malar y a los tejidos blandos.

El tratamientos correcto

A tratarse de una infección bacteriana, aunque se decida finalmente extraer la muela, es necesario el tratamiento con antibióticos.

Es importante saber, que el tomar medicamentos antiinflamatorios como el ibuprofeno antes de acudir a la clínica dental, estos pueden eliminar el dolor y disminuir la inflamación periodontal, escondiendo el problema de la infección.

  • Si la infección es debida a una caries, es posible que con unos empastes (obturaciones), pueda resolverse.
  • Si las bacterias llegan al nervio habrá que levar a cabo una endodoncia. La endodoncia “mata el nervio” y soluciona el problema del dolor también. Es normal ajustar el tratamiento con medicamentos que ayuden a controlar la infección.
  • Si la infección aparece en las encías habrá que realizar un tratamiento de periodoncia.

Entradas relacionadas

Cordales incluidos y su extracción

¿Qué son los cordales y los cordales incluidos?

Los cordales (conocidos habitualmente como muelas del juicio) son el tercer molar, y suelen aparecer entre los 16 y los 25 años, pero hay casos en los que no aparecen o lo hacen de forma parcial incluso en algunos casos se encuentran “retenidos” o “incluidos”.

El nombre de muelas del juicio está relacionado con la edad de erupción de estas, ya que son muelas que aparecen aproximadamente a los 20 años.

Hay un total de cuatro muelas cordales (una por cada cuadrante), y se localizan en la última posición de la línea de la dentadura, en el fondo de la boca.

Normalmente se recomienda la extracción de los cordales en aquellos casos en los que están provocando daños, o bien puedan afectar al desarrollo de otros dientes bien porque los empujan o porque estos aparezcan torcidos. En aquellos casos en los que los cordales está incluidos (que no hayan salido pero esté debajo de la encía), también suele recomendarse la extracción ya que pueden provocar apiñamiento dental, aparición de quistes y otros problemas de salud.

Es importante valorar cada caso y seleccionar el profesional adecuado, ya que la extracción de un cordal incluido tiene asociados unos riesgos importantes.

Habitualmente el profesional más adecuado para realizar este tipo de extracciones es el CIRUJANO MAXILOFACIAL.

¿Por qué es tan frecuente la inclusión de cordales o muelas del juicio?

Los problemas en la erupción de los cordales es bastante común, ya que en la evolución humana, el tamaño del maxilar superior y de la mandíbula ha ido disminuyendo más rápido que el número de dientes. Esto provoca una falta de espacio que impide la normal erupción de éstos.

Función de los cordales

Cordales y Cordales incluidos - Instituto Odontologico Maxilofacial Los cordales o muelas del juicio no tienen una función muy importante. Hoy en día podemos afirmar que los cordales provocan más problemas y molestias que beneficios.

¿Por qué es tan frecuente la inclusión de los cordales o muelas del juicio?

Los problemas en la erupción de los cordales son bastante frecuentes, ya que debido a la propia evolución del hombre el tamaño del maxilar superior y de la mandíbula ha disminuido más rápido que el número total de dientes, lo que provoca una falta de espacio impidiendo la erupción de éstos.

¿Por qué está indicada la extracción de los cordales incluidos?

Cordales incluidos

  • La extracción de cordales normalmente se indica ya que es muy probable que provoquen problemas a corto o largo plazo.
  • Al intentar salir, empujan a los otros dientes provocando apiñamiento y malposición de estos, además de provocar dolor e inflamación.
  • El problema más importante aparece en el momento que el saco que rodea a la muela o cordal incluido se llena con liquido formando un quiste, el cual crece y daña a las muelas, hueso y nervios.

Cordales no incluidos

  • Los motivos de extracción de cordales no incluidos son la caries dental y la enfermedad periodontal, asociadas o no a dolor e infecciones repetitivas.
  • Otras causas posibles son: diente en áreas sometidas a irradiación, causas protésicas, causas ortodócicas, asociación a quistes o tumores, etc.

En cualquier caso, la extracción de cordales siempre debe estar indicada por el profesional.

¿Cómo se realiza la extracción de cordales incluidos?

Se trata de una intervención quirúrgica que se realiza con anestesia local, realizándose la extracción de una hasta los 4 cordales. En algunos casos es posible la sedación consciente o la sedación intravenosa complementaria.

Tras la extracción de cordales

Después de la extracción de cordales, ya sean cordales incluidos o no, aparece normalmente un sangrado que en poco tiempo desaparece, además de posible hinchazón / hematoma en la zona de extracción.

El especialista recetará antibióticos y antiinflamatorios, para evitar que pueda aparecer infección y para minimizar el dolor.

Complicaciones

Las complicaciones que pueden aparecer son poco frecuentes y pueden ser inmediatas y mediatas (secundarias o tardías).

  • inmediatas: fracturas del diente, fracturas o luxaciones de dientes adyacentes o antagonistas; fracturas del tabique oseo, borde alveolar, tuberosidad, suelo nasal o sinusal o mandibular; luxación de la articulación temporomandibular; desgarros, hemorragias, heridas de partes blandas; lesiones de los nervios; desplazamiento del diente a otras regiones, enfisema submucoso, fractura de instrumental, rotura de obturaciones o prótesis vecinas, etc.
  • mediatas: infecciosas (alveolitis, osteitis, abscesos, osteorradionecrosis, celulitis, trismo, sinusitis, etc); hemorrágicas (de causa local o general); mecánicas o traumáticas (periodontal traumática, comunicaciones buconasales, alteraciones de la articulación temporomandibular); tumorales (quistes residuales o epulis granulomatoso); generales (bacteriemas, septicemias, glomerulonefritis, crisis hiperglucémica o hipertiroidea, descompensaciones cardiacas, hepatitis, etc).

Entradas relacionadas

Extracción de muelas del juicio

Extracción de muelas del juicio

La extracción de muelas del juicio implica extraer los molares localizados en la parte posterior de la boca, conocidos como muelas del juicio o cordales que puedan estar provocando algún problema.

Las indicaciones para la extracción de muelas del juicio o cordales son la siguientes:

          • Causas inflamatorias
          • Pérdida ósea en la zona
          • Caries dentales no reconstruibles y daño a los dientes cercanos
          • Indicaciones para tratamientos de Ortodoncia
          • Quistes y/o Tumores
          • Indicaciones protésicas o preprotésicas
          • Dolores faciales
          • Tratamiento Cirugía Ortognática
          • Fracturas

Extracción de muelas del juicio

Las muelas del juicio normalmente aparecen entre los 17-24 años. Hay personas que nunca desarrollan las muelas del juicio pero es posible tener hasta 4, dos arriba y 2 abajo.

En muchos casos las muelas del juicio no causan problemas y en esos casos no es necesario extraerlas salvo que haya una indicación concreta. En aquellos casos en los que no hay espacio suficiente para que crezcan en la parte más posterior de la boca se les denomina “muelas del juicio impactadas o retenidas” y son las que pueden provocar dolor, edema, infecciones…

Extraer de forma quirúrgica las muelas del juicio es la forma de aliviar los síntomas de forma definitiva.

Intervención en la Extracción de Muelas del Juicio

Salvo en algunos casos más complejos, normalmente la intervención para la extracción de las muelas del juicio se realiza en la propia consulta con anestesia local.

La dificultad de la intervención así como las molestias en el posoperatorio dependerán sobre todo del nivel de inclusión y de su relación con el nervio dentario inferior.

En el IOMM contamos con especialistas en Cirugía Oral y Maxilofacial para la extracción de cordales o muelas del juicio en casos tanto sencillos como complejos.

Muela del Juicio - Formación de quiste

Muelas del juicio

El nombre de muelas del juicio o cordales, se debe a que la erupción del tercer molar coincide con el momento en que la persona comienza a ser responsable de sus actos. Así, la erupción de ese tercer molar ocurre entre los 18 y los 22 años.

Muelas del Juicio

Muelas del Juicio

En muchos casos los terceros molares que tratan de erupcionar no lo hacen o lo hacen de una forma inadecuada, provocando procesos inflamatorios, infecciones, enfermedades periodontales, etc. Estos síntomas son los que hacen al paciente acudir a la consulta de del odontólogo o cirujano maxilofacial.

Muelas del Juicio

Las muelas del juicio pueden aparecer de varias formas;

1) Diente enclavado: cuando el diente ha perforado el hueso durante la erupción
2) Diente submucoso: cuando el diente queda cubierto por mucosa al intentar erupcionar
3) Diente erupcionado: cuando está parcial o totalmente libre de mucosa
4) Diente incluido; cuando el diente se encuentra totalmente cubierto de hueso

INDICACIONES PARA LA EXTRACCIÓN DE MUELAS DEL JUICIO

    • Inflamatorias: debido a la formación de flemones, abscesos, Pericoronaritis aguda y crónica
    • Pérdida ósea al rededor del segundo y tercer molar: esta pérdida puede deberse a inflamaciones crónicas o a quistes.
    • Caries no reconstruible y daño a los dientes adyacentes
    • Tratamientos de Ortodoncia; que puedan interferir en el tratamiento
    • Quistes foliculares y tumores asociados a los dientes incluidos
    • Retirada de forma preventiva de dientes impactados en pacientes oncológicos que van a ser tratados con radioterapia.
    • Indicaciones protésicas o preprotésicas.
    • Tratamientos de Cirugía Ortognática en caso de que supongan una interferencia con las osteotomias.
    • Diente incluido en el foco de una fractura.

En algunos casos ocurre que la muela del juicio erupciona como debe, de forma que tanto el molar superior como el inferior encajan perfectamente por li que en este caso realizarían correctamente su función de masticación. Por eso, es importante saber que en algunos casos las muelas del juicio no deben ser extraídas.

Pero lo más habitual es que la muela del juicio provoque problemas por lo que la recomendación general suele ser su extracción ante de su formación para evitar problemas futuros, o que su extracción sea más compleja. Siempre el profesional será quien decida cuando debe ser extraída.

CONTRAINDICACIONES PARA LA EXTRACCIÓN DE MUELAS DEL JUICIO

  • Por encima de los 40-50 años no se recomienda su extracción ya que aumenta la morbilidad, las complicaciones postoperatorias.
  • Pacientes con patologías asociadas importantes como enfermedades cardiovascualres severas, alteraciones inmunológicasinmunologicas graves, etc..
  • Daños posibles de las estructuras adyacentes, el nervio dentario u otras estructuras de importancia.

La muela del juicio habitualmente empieza su erupción entre los 18 y los 26 años. Se tata de un molar inútil que realmente no tiene ninguna funcionalidad.

Muela del Juicio - Sobre llenado

Muela del Juicio – Sobre llenado

Muela del Juicio - Impactada e Infectada

Muela del Juicio – Impactada e Infectada

Muela del Juicio Inferior Erupcionada

Muela del Juicio Inferior Erupcionada

Muela del Juicio - Formación de quiste

Muela del Juicio – Formación de quiste

Muela del Juicio - Segundo molar dañado

Muela del Juicio – Segundo molar dañado

Muela del Juicio tras la extraccion correcta

Muela del Juicio tras la extraccion correcta

El problema viene de la alta frecuencia de su inclusión y debido también al dolor que pueden llegar a provocarnos al padecer erupciones incorrectas, por lo que en la mayor parte de los cases el tratamiento de elección es la extracción.

Es frecuente que la aparición de la muela del juicio afecte a otros dientes, bien porque los empuja cuando erupciona hacia la parte de delante del maxilar o bien haciendo que salgan torcidas, lo que puede ocasionar la necesidad de un tratamiento de ortodoncia posterior si no se corrige a tiempo.

Cuando aparece la muela del juicio

La muela del juicio es el último diente que erupciona, y suele hacerlo aproximadamente a los 18 años ya que antes la mandíbula no está del todo desarrollada. Pero algunas veces las muelas del juicio quedan incluidas (es decir que no nacen) y otras veces aparece aun no habiendo espacio suficiente en la boca o que hará que al crecer lo hagan sin alinearse correctamente y deban extraerse.

Infecciones e inflamación

Si no acaba de salir del todo la muela del juicio y una parte se queda cubierta con la encía es posible que se acumulen restos de comida, por lo que con el tiempo puede aparecer o caries dental o inflamación lo que va a ocasionar dolor así como hinchazón en la cara.

Las complicaciones más frecuentes por terceros molares o muela del juicio en mala posición son:

a) Destrucción por reabsorción del Molar que le sigue hacia el frente
b) Formación de quistes y tumores lo que puede provocar destrucción del hueso de la mandíbula o maxilar.
c) Atrapamiento de alimento, lo cual provoca (halitosis), mal olor y sabor de boca
d) Movimientos dentales no deseados
e) Inflamación de la encía, dolor y sangrado
f) Infección del área con o sin presencia de pus.

Dentro de las posibles complicaciones la más agresiva y peligrosa es la infección del área, ya que podría llegar a provocar además de dolor e imposibilidad para masticar, destrucción del hueso e invasión hacia la cara y el cuello.

En el Instituto Odontológico Maxilofacial contamos con las instalaciones adecuadas y con especialistas médicos altamente cualificados (Cirujanos Maxilofaciales) para realizar todo tipo de cirugías bajo anestesia local, bajo sedacion endovenosa-anestesia general (paciente dormido, aunque en caso de anestesia general se trata de una intervención quirúrgica hospitalaria),