La maloclusión dental es la alineación incorrecta de los dientes. Puede aparecer por anomalías de tamaño o de posición de los dientes, del tamaño relativo de las arcadas dentarias y su alineación, o de los tipos de relaciones oclusales.

La maloclusión dental puede provocar pitidos en los oídos, dolor sinusal, mareos y cefaleas como las migrañas.

Diagnóstico de la Maloclusión Dental

El diagnostico ortodóntico debe estar precedido por una apreciación integral del paciente, mediante los antecedentes medico-odontológicos, además de un examen detallado de la cavidad oral, acompañado de una revisión de todas las estructuras que conforman los tejidos blandos, y duros del sistema estomagtonatico y de la articulación temporomandibular.

Mediante este estudio, examinamos la relación de los maxilares en oclusión céntrica, observando el perfil y el aspecto frontal del paciente, la relación y posición de los tejidos blandos, asi como las posibles asimetrías existentes, debido a las bases esqueléticas o a tejidos blandos.

Podemos observar en los movimientos de apertura y cierre si aparecen desviaciones y limitaciones, que pueden deberse a alteración de la articulación temporomandibular.

Factores etiológicos de la Maloclusión Dental

El factor etiológico es de origen multifactorial, donde se superponen unos con otros y donde existe una interconexión entre la predisposición genética y los factores exógenos.

La etiología de la maloclusión dental se clasifican en:

  • FACTORES PREDISPONENTES:
    • Factores hereditarios: tamaño y forma de los dientes, relación basal de los maxilares, función labial y lingual
    • Influencias prenatales: causas maternas y embrionarias
  • FACTORES LOCALES (causas postnatales):
    • Grupo intrínseco (pérdida prematura de dientes temporales y permanentes, retención prolongada de dientes temporales, dientes ausentes congénitamente y supernumerarios, actividad funcional disminuida y desviada de los dientes, frenillo labial anormal, restauraciones incorrectas, desarmonía de tamaño y forma de los dientes y traumatismos dentarios.
    • Factores circundantes o ambientales (desviaciones de procesos funcionales normales como los hábitos, anormalidades de tejidos musculares periorales, presión por defectos de posición, amígdalas hipertrofiadas, imitación, actitudes mentales).
    • Factores sistémicos (metabolismo defectuoso, enfermedades y trastornos constitucionales, funcionamiento anormal de las glándulas de secreción interna).

Tratamiento de la Maloclusión Dental

En muchos casos las maloclusiones pueden corregirse con ortodoncia, mediante el uso de aparatos fijos o removibles. Pero en algunos casos el problema está causado por la estructura de uno o los dos huesos maxilares (deformidades dentofaciales), debido a un desarrollo desigual que puede alterar de forma significativa la simetría del rostro. En estos casos, el tratamiento sólo es posible mediante la ortodoncia acompañada de una intervención quirúrgica conocida como cirugía ortognática.

Este tratamiento debe planificarse entre el ortodoncista y el cirujano, definiendo con detalle las correcciones a realizar tanto en los dientes como en los maxilares.