La Glositis se trata de una inflamación que aparece en la lengua y que causa un aumento de su tamaño, así como la presencia de diferentes tonalidades rojas en la lengua y una apariencia suave en la superficie.

A raíz de esta patología, las protuberancias pequeñas o papilas que tenemos en la superficie de la lengua pueden desaparecer. Las papilas son fundamentales para la alimentación ya que constan de miles de sensores inapreciables llamados “botones gustativos”. Así, inflamaciones graves que causan hinchazón, enrojecimiento y dolor pueden afectar a la alimentación o al habla.

Glositis

Tipos de Glositis

Existen varios tipos distintos de Glositis

  • Glositis aguda

Se trata de una inflamación repentina de la lengua en la que pueden aparecer síntomas graves durante una reacción alérgica.

  • Glositis crónica

Se trata de una inflamación frecuente de la lengua y puede aparecer como síntoma de otra patología médica.

  • Glositis idiopática (Glositis de Hunter)

Se desconoce la causa de la Glositis idiopática. Este tipo afecta especialmente a los músculos de la lengua y puede se la causante de la pérdida de hasta el 50% de las papilas.

  • Glositis atrófica

La Glositis atrófica aparece como resultado de la pérdida de una gran cantidad de papilas, aparecen cambios en la coloración y la textura de la lengua. Por ello, la lengua suele presentar una coloración roja oscura.

Causas de la Glositis

Existen varios factores que pueden provocar la inflamación de la lengua o Glositis:

  • Reacciones alérgicas

Las reacciones alérgicas a ciertos medicamentos, algunos alimentos y otros agentes irritantes podrían afectar a las papilas y los tejidos musculares de la lengua. Algunos agentes irritantes incluyen el dentífrico y medicamentos para el tratamiento de la hipertensión.

  • Enfermedades

Algunas enfermedades que afectan el sistema inmunitario podrían afectar a los músculos y a las papilas de la lengua. Por ejemplo, el caso del virus del herpes simple bucal se caracteriza por la aparición de ampollas y podría provocar inflamación y dolor en la lengua.

  • Niveles bajos de hierro

La falta de hierro en sangre puede causar Glositis.

El hierro ayuda a la producción de glóbulos rojos y controla el crecimiento celular. Los glóbulos rojos conducen el oxígeno a nuestros órganos, los tejidos y los músculos. Así, si el nivel de hierro en sangre es bajo, habrá niveles bajos de mioglobina, una proteína de los glóbulos rojos que colabora a la salud de los músculos, incluido el tejido muscular de la lengua.

  • Sequedad de boca

La sequedad en la boca aparece como consecuencia de la falta de saliva.

  • Traumatismos en la lengua

Los traumatismos como consecuencia de algunas lesiones, prótesis dentales, quemaduras, etc. pueden afectar a la salud de la lengua.

Factores de riesgo para sufrir Glositis

  1. si tiene una lesión en la boca
  2. si utiliza habitualmente prótesis dentales que irritan la lengua
  3. si tiene herpes
  4. si tiene niveles bajos de hierro
  5. si toma alimentos picantes
  6. si tiene sequedad en la boca o xerostomía
  7. si tiene una reacción alérgica
  8. si tiene algún problema en el sistema inmunitario

Síntomas de la Glositis

Los síntomas van a ser diferentes según la causa del problema. Los más frecuentes son:

  • dolor o sensibilidad en la lengua
  • inflamación de la lengua
  • cambio en la coloración de la lengua
  • incapacidad para hablar, comer o tragar
  • pérdida de papilas en la superficie de la lengua
Tratamiento de la Glositis
  • El tratamiento puede incluir medicamentos específicos y algunas recomendaciones de higiene diaria.
  • Es posible que el médico especialista en Cirugía Maxilofacial le recete antibióticos u otros medicamentos con el fin de tratar las infecciones, en caso de que haya presencia de hongos o bacterias en la boca. En aquellos casos que se presenta dolor, también se recetan analgésicos hasta que desaparezca la infección.
  • Medidas de higiene diarias y de forma constante, como cepillarse los dientes correctamente y utilizar el hilo dental después de todas las comidas, va a mejorar la salud de nuestra lengua, de los dientes y de las encías.
¿Qué ocurre con la Glositis a largo plazo?

La Glositis en casi todos los casos desaparece con la medicación. De cualquier forma si no consumimos alimentos, que pueden inflamar la lengua, y mantenemos una buena higiene oral, el tratamiento va a ser más efectivo.

En los casos más extremos podría aparecer una inflamación grave en la lengua que obstruya las vías respiratorias. En esos casos se recomienda atención médica de forma urgente.