¿Por qué es tan importante no comer nada después de cepillarnos los dientes por la noche?

La disminución de saliva durante la noche implica que durante el sueño somos especialmente vulnerables a los agentes causantes de las caries.

Al dormir, el movimiento de lengua, labios y mejillas es menor y por lo tanto, la cantidad de saliva producida también, y teniendo en cuenta que la lengua y la  saliva son las encargadas de limpiar nuestra boca naturalmente.

El cepillado nocturno es el más importante para evitar que los alimentos estén en contacto con nuestros dientes durante una importante cantidad de horas, reduciendo así la posibilidad de desarrollar caries y patologías en encías como las encías inflamadas.

Si tienes cualquier duda, puedes solicitar una consulta con nuestros dentistas en Madrid, Huelva o Guadalajara.