¿Qué es un quiste radicular?

Quiste radicular

El quiste radicular es uno de los más habituales quistes odontogénicos inflamatorios. Éste, suele aparecer a raíz de una lesión pulpar que llega al tejido periodontal, formando un granuloma apical.

El quiste radicular se forma con restos de origen odontogénico, constituyendo islotes epiteliales que se acaban juntando para formar la cavidad quística. En función del tamaño pueden llegar a provocar una deformidad facial, aparición de trayectos fistulosos, y pueden provocar también el desplazamiento de algunos dientes que estén alrededor, e incluso afectar a zonas anatómicas a su alrededor.

Tratamiento del quiste radicular

El quiste radicular se detecta acudiendo al odontólogo, y una vez se ha diagnosticado, si es el resultado de un proceso infeccioso o no, se pasará a realizar el tratamiento adecuado.

El tratamiento del quiste radicular, es la exeresis del quiste y si se considera oportuno, se realiza la endodoncia del diente afectado.

Si el origen del quiste es un proceso infeccioso, hay que hacer una endodoncia del diente. Una vez realizada la endodoncia habrá que hacer un seguimiento.

Si el quiste no remite, será necesaria la extirpación quirúrgica de la lesión radicular por parte del Cirujano Maxilofacial.

La correcta ubicación de esta lesión es muy importante para poder planificar un adecuado tratamiento dental, así como evaluar si el quiete quiste ha afectado a zonas anatómicas vecinas.

Posibles complicaciones del quiste radicular

La aparición de un quiste radicular, podría provocar complicaciones importantes debido a los daños que afectan a las estructuras adyacentes.

  • Por un lado, podrían provocar deformidades con efecto estético debido a pérdida de estructuras.
  • Por otro lado, la mandíbula podría provocar parestesia mentoniana incluso llegar a comprometer las vías aéreas.

La incidencia del quiste radicular odontogénico es bastante frecuente, y es fácil diagnosticarlo ya que la inflamación se suele asociar al dolor o molestias en el diente afectado.

El quiste radicular pueden algunos casos tener tamaños bastante grandes, haciendo que el abordaje quirúrgico sea una técnica muy minuciosa, donde debemos conservar dentro de lo posible el hueso remanente.

Otros enlaces de interés