Operación de nariz para corregir el tabique nasal desviado.

La Septoplastia nasal, es una cirugía que corrige problemas en el tabique nasal (pared que separa las dos fosas nasales y está formada por cartílagos y huesos).

Las desviaciones del tabique nasal, son un conjunto de malformaciones o deformaciones del tabique nasal, que pueden ser consecuencia de un trastorno del crecimiento del cartílago nasal, o bien de traumatismos en la nariz con fractura de huesos nasales o fractura-luxaciones aisladas del tabique.

Operación Septoplastia nasal en Madrid

Síntomas de la desviación del tabique nasal

La desviación del tabique nasal, no suele provocar síntomas. En caso de que estos se presenten, lo hacen provocando dificultad respiratoria.

Se ha relacionado también la desviación septal con cefaleas, sinusitis, enfermedades del oído, apnea del sueño, problemas pulmonares y cardiacos.

Los motivos principales para realizar esta cirugía son:

  • Tabique nasal deformado, torcido o inclinado que bloquea la vía respiratoria en la nariz.
  • Sangrados nasales no controlados.
  • En caso de perforación nasal.
  • Inhalación de drogas ya que estas sustancias puede dañar el tabique.

Tratamiento quirúrgico para la septoplastia

Esta operación de nariz,  tiene una duración de una hora y media aproximadamente, y suele llevarse a cabo con anestesia general, y en algunos casos con anestesia local más sedación.

  • Separación de la membrana: Inicialmente, se procederá a realizar una incisión en la membrana que recubre el tabique nasal, con el fin de  separarlo y dar acceso a las estructuras del tabique.
  • Remodelación de la estructura: Una vez que el cirujano maxilofacial,  tiene acceso a la estructura del tabique lo remodelará, recortando las partes necesarias o modificando su posición y utilizando implantes de prótesis en caso de que lo considere necesario.
  • Sutura de la membrana: Una vez resuelto el problem, se pondrá de nuevo la membrana en su posición suturándola y ayudándose de férulas y compresas.

La septoplastia no deja marcas ni cicatrices visibles, ya que la intervención quirúrgica, se lleva a cabo a través de los orificios nasales y las suturas quedan escondidas dentro de la nariz.

Postoperatorio

Tras una septoplastia se recomienda hacer reposo una semana aproximadamente. No deben hacer esfuerzos y poco a poco puede ir aumentando la actividad física.

En las primeras semanas del postoperatorio de la septoplastia no debe mojarse la nariz por dentro.

También es posible que aparezca sangrado leve los días posteriores, cierto lagrimeo, incluso una pérdida de olfato transitoria. Luego, todo volverá a la normalidad.

Pronóstico de la operación

La mayoría de los procedimientos de septoplastia enderezan el tabique de manera eficaz, y los resultados son habitualmente satisfactorios.